Los lunares blancos, ¿son peligrosos?

Los lunares blancos en la piel, conocidos en medicina como nevus anémicos, son lesiones maculosas, de diferentes tamaños y formas, más pálidas que la piel que las circunda.

No se trata de una alteración de la melanina, sino de una anomalía congénita, de aparición poco frecuente.

Por lo general se presentan como una o más manchas circunscritas, de contornos irregulares y de textura normal.

lunares blancosSu localización más frecuente suele ser en el tronco (tórax y espalda), pero también pueden aparecer en las extremidades.

Por lo general, estas manchas blancas aparecen en el nacimiento o en la primera infancia y no suelen pasar de 10 cm de diámetro.

A menudo son bastante difíciles de distinguir del color normal de la piel del paciente.

No obstante, si éste sufre manchas solares, los lunares blancos se destacarán de forma prominente.

Características de los lunares blancos

La principal característica que los distingue de otras manchas blancas en la piel es que no se vuelven rojos con el frío y el calor o incluso cuando son frotados.

La zona afectada es más ligera que la piel normal, porque los vasos sanguíneos se estrechan, lo que produce un escaldado permanente.

Estudios sugieren que su color pálido pueda ser debido a la sensibilidad aumentada a las catecolaminas (compuestos químicos producidos por nuestro cuerpo) presentes en los vasos sanguíneos del nevus.

De esta manera, podría ser producida una vasoconstricción localizada (estrechamiento de los vasos sanguíneos).

Como consecuencia, la zona afectada quedaría sin la pigmentación normal de la piel a su alrededor.

Sin embargo, en otros estudios más recientes, aunque la vasculatura cutánea pueda parecer normal, se han inyectado localmente vasodilatadores y los vasos sanguíneos no han respondido satisfactoriamente.

Por otro lado, investigadores han examinado los lunares blancos con la luz de Wood y la hipopigmentación no se acentúa, como sucede normalmente con el vitiligo.

Por último, han sido realizadas biopsias de la piel de los nevus anémicos y los especialistas los han interpretado como siendo normales.

Es decir, los investigadores han concluído que se trata de lunares totalmente benignos, que no necesitan de tratamiento médico para ser eliminados.

Espero que estas informaciones acerca de los lunares blancos en la piel te hayan sido de utilidad.

También te recomiendo que veas:

> Un método natural que me ayudó a quitarme las verrugas y lunares.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Carlos Seller | Autor: Víctor | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *